¿Por qué un aceite de oliva es considerado ecológico?

El aceite de oliva es un producto cuyo mercado ha contado con cierta expansión a nivel mundial, ya que nuevos países se han unido a la corriente de venta y exportación del zumo de aceitunas.

Ya no solo España, Grecia, Marruecos o Italia son los países que tienen el monopolio del aceite de oliva, sino que Estados Unidos y China han comprobado que el clima mediterráneo no es exclusivo para la cosecha de olivas.

Tenemos que agregar que, aunque no a gran escala, han venido surgiendo fábricas extractoras de aceite de oliva enfocadas a elaborar un producto ecológico, a fin de que el impacto ambiental se reduzca y que tengamos aceites netamente sustentables.

A manera de adelanto, el aceite de oliva puede reciclarse para la fabricación de jabones, ya que no puede verterse en el medio ambiente, lo cual promueve la contaminación del agua y el suelo.

El aceite de oliva no se emplea como lubricante de cerraduras, y si no lo creen, lo pueden preguntar a un cerrajero experto. ¿Te gustaría saber por qué a un aceite de oliva se le llama ecológico?

  1. Método de recolección de las olivas

En la recolección de las olivas se emplean métodos que no atenten contra el medio ambiente. Uno de ellos es el vareo, y consiste en la utilización de varas con las que se agitan manualmente los olivos durante su época de verdor, envero o madurez.

El ordeño es otra forma de obtener las aceitunas, y resulta ser menos invasivo que el vareo ya que no se deteriora el estado del olivo cosechado.

Hay quienes utilizan el paraguas vibrador, pero ciertamente hay debates sobre la implementación de esta metodología de recolección, ya que se emplea electricidad o combustibles fósiles.

  1. Fertilizantes

La incorporación de fertilizantes en los olivos se puede realizar en cualquier momento, ya que éstos se encargan de aportar las bacterias que fijarán el nitrógeno del aire a la planta, contribuyendo con su crecimiento y frondosidad.

Se emplean fertilizantes animales o compost, ya que no contaminan el ambiente y cumplen su labor a cabalidad a diferencia de los fertilizantes sintéticos.

Los fertilizantes sintéticos son con frecuencia derivados del petróleo, y tienen alto contenido de urea, amoniaco o nitratos que aportan un exceso de nitrógeno que la planta no necesita, siendo dicho nitrógeno esparcido por escorrentías, contaminando aguas y suelos aledaños.

  1. Envases

Los aceites de oliva virgen o virgen extra deben estar envasados en recipientes que eviten el paso de la luz ultravioleta, siempre y cuando sean de plástico o vidrio.

Los recipientes metálicos han resultado ser un problema para el reciclaje, ya que suelen degradarse fácilmente producto del óxido.

La corrosión se evidencia en los envases a niveles microscópicos y únicamente eso es capaz de vulnerar la composición del aceite de oliva, ya que se trata de un producto bastante delicado y susceptible a las condiciones de óxido.

Por ello los fabricantes de aceites ecológicos integran cada vez menos envases metálicos, y siguen teniendo en su haber botellas plásticas o de vidrio, teñidas de ámbar u otro color que impida el paso de la luz.