Satélite GOES-R

A pesar de haber innumerables beneficios cada vez que se lanza un satélite a la órbita del planeta, con respecto a la tecnología y lo que su aplicación retribuye a los seres vivientes, tanto positivo como negativo, no puedo evitar asombrarme conocer como estos enormes aparatos diseñados para levitar en el espacio nos monitorean.

El satélite GOES-R, ha sido noticia a raíz de que su instrumento de captación de imágenes ABI, les entrega a sus responsables imágenes de alta definición de la tierra como nunca antes había sido presenciadas. Lo más importante del satélite es que se podrá estudiar los efectos meteorológicos para aumentar la capacidad de prever catástrofes climáticas, ¿acaso no parece estos satélites convertirse en una alternativa que pueda salvar muchas vidas?

No dejo de reflexionar en la manera en que los individuos pretender descubrir tanto más, con un propósito de tener un poder mayor que el resto de los habitantes, lanzan satélites para observar desde lo más alto, pero irónicamente en el propio suelo, en las ciudades, en nuestros pueblos no estamos seguros, buscan modificar o apaciguar el poder de la naturaleza cuando no somos capaces de controlar nuestras propias decidías.

Dependemos de que un cerrajero sevilla coloque una cerradura adecuada en nuestras casas o negocios para sentirnos seguros y estarlo por supuesto, pero siempre tenemos pretensiones de salir del planeta donde no se puede ni respirar,¿ a buscar que cosa? Es obvio que no sólo se necesite de los servicios de un cerrajero tossa de mar sino de policías, guardaespaldas o cualquiera de los profesionales que nos ofrezcan una sensación de seguridad.

Los satélites GOES-R, tengo entendido son todo un complejo sistema de monitoreo que no solo posee un satélite para observar el territorio de los Estados Unidos sino el hemisferio occidental.

Dispone de instrumentos o mejor dicho se compone de diferentes

partes para lograr su eficacia como satélites geoestacionarios, satélite en órbita polar, oficinas de pronósticos, un radar doppler meteorológico, estaciones del sistema de observación en la superficie, plataforma de recolección de datos como aeronaves y buques, sistema de radiosonda de sondeo atmosférico.

Es increíble como de manera silenciosa, se ejecutan estas actividades sobre nuestras cabezas, en los mares o en espacios que ni remotamente creemos que este pasando todo ese interlace de datos.

Siempre hay un interés sobre estos complejos sistemas de monitoreo espacial, para uso militar y navegación aérea, maquillando sus usos, con la aplicación de ventajas en el ámbito civil, que son por ejemplo el GPS que se ven en los dispositivos electrónicos de uso personal o comercial.

Los asiáticos han puesto manos en el asunto para una supuesta recolección de la basura cósmica, para quien no conozca el término son todos estos aparatos satelitales que se envían a la órbita de la tierra que quedan sin funcionamiento en algún momento pero que siguen orbitando con peligro de colapsar con otros. Es verdaderamente increíble ver las imágenes de toda esa basura espacial que está sobre nosotros. Entonces parece contradictorio tener embasurar nuestra atmósfera para supuestos fines de estudios atmosféricos.